Pérdidas de parques de diversiones son de $160.000 millones por la cuarentena

La situación de los parques de atracciones y diversiones también es crítica y el gremio que los representa, Acolap, ha hecho un llamado al Gobierno para recibir ayuda. Parques temáticos, centros de entretenimiento familiar, bioparques, zoológicos, parques acuáticos, entre otros, tuvieron que cerrar a causa del covid-19 y dos meses de cuarentena representarían una pérdida de ingresos por $160.000 millones.

Así lo expresó Ángela Díaz, directora de Acolap a LR y agregó que el gremio reúne a 85 empresas de las cuales 51 son operadores, con 206 establecimientos en todo el país. El año pasado, el conjunto de parques recibió 15 millones de visitantes, una cifra que ha sido constante desde hace un par de años, sin embargo, por causa de la pandemia, las visitas disminuirán 50% en el mejor de los casos.

“Si bien acatamos todas las normas y se ha hecho un esfuerzo para mantener las nóminas, ya no hay caja y a algunos establecimientos se les pudo acabar en la quincena de abril. Hay parques que tienen para más tiempo, pero los costos de mantenimiento no nos dejan mucho tiempo de maniobra”, expresó la directora.

Según Díaz, el sector genera, cerca de 15.000 empleos directos, sin contar con los empleos indirectos, de los cuales 40% corresponde a jóvenes entre los 18 y los 25 años. Además, catalogó el primer semestre como perdido, pues no hubo visitantes en Semana Santa ni en los festivos. La situación podría mejorar en la segunda parte del año, pero la incertidumbre de las medidas que tomará el Gobierno y el temor de la gente a salir hará que la recuperación sea lenta, por lo que lo primordial será que “los parques no operen en pérdidas, sino en punto de equilibrio que les permita no cerrar”.

Jorge Ballén, fundador y presidente de Panaca, indicó a LR que entre 2018 y 2019 los visitantes al parque, ubicado en el eje cafetero, habían disminuido a causa de la demora en las obras 4G y el túnel de la línea; sin embargo, los dos primeros meses del año habían repuntado 23% y pronosticaban un crecimiento entre 25% y 35%  entre junio y diciembre.

Según Ballén, la cifra estimada de visitantes en 2020 era 400.000. Con el covid, esperan un decrecimiento y dijo que entre Semana Santa y el puente de marzo dejaron de recibir 32.000 visitantes. “El turismo es el último sector que debe abrir operaciones para que no haya recaída por covid. Precipitarnos a abrirlo puede ser peor, soy realista, pero necesitamos apoyo”, expresó. El parque actualmente tiene 4.000 animales y 270 empleados que salieron a vacaciones por la situación.

Néstor Bermúdez, gerente de Salitre Mágico, expresó que este año esperaban un millón de visitantes y entre enero, febrero y parte de marzo recibieron 170.000. Por el covid, en abril, mayo y julio dejarán de ir a las atracciones 230.000 personas.

“En 2019 los ingresos fueron $40.000 millones al año y a mayo hemos dejado de recibir $10.000 millones. Tenemos provisiones para mantenernos de tres a cuatro meses. No hemos solicitado créditos, pero sí aplazar impuesto de renta”, expresó. El mantenimiento de las atracciones le cuesta $1.500 millones al parque.

Ayuda con el pago de nómina y aplazar impuestos, solicitud al Gobierno
Acolap pidió en la Comisión Séptima del Senado ayuda para mitigar el impacto. Solicitó subvención o subsidios a la nómina a partir de la segunda quincena de abril, para los trabajadores que devenguen menos de dos salarios mínimos. También pidió condiciones excepcionales en relación con el otorgamiento de créditos directos con cero intereses, periodos de gracia de seis meses y plazos de 36 meses que serán usados para atender el pago de nóminas y contar con capital de trabajo para la