No eliminar festivos por crisis del coronavirus, entre las peticiones de los parques de diversiones

El gremio de parques de atracciones y diversiones hizo un balance del impacto de la crisis por el coronavirus en su sector. El resultado: el momento es crítico para 209 operaciones, en 24 departamentos y 82 ciudades del país, que han tenido que cerrar.

Según la Asociación Colombiana de Atracciones y Parques de Diversiones (Acolap), está en riesgo alrededor de 5.000 empleos, de los cuales el 40% corresponde a jóvenes entre los 18 y 25 años que encuentran en este sector su primera oportunidad de empleo.

Le puede interesar: Medidas para aliviar sector de juegos de suerte y azar y garantizar recursos para la salud

Entre los establecimientos afiliados que han tenido que parar su operación están parques temáticos, centros de entretenimiento familiar, bioparques, zoológicos, parques acuáticos, parques de atracciones, centros vacacionales y parques de las cajas de compensación familiar.

Los directivos de estos establecimiento han calculado que mensualmente dejarán de percibir, en conjunto, alrededor de $80.000 millones.
 
Según Acolap, «el sector venía realizando cuantiosas inversiones, en dólares, para la adquisición de nuevas atracciones, en una apuesta sin precedentes por el turismo, en su condición de anclas de la industria. Ello significa que las empresas están abocadas a responder por elevados créditos en dólares, imposibles de pagar en las actuales circunstancias».
 
Ángela Díaz, directora del gremio, aseguró que los empresarios afiliados han hecho esfuerzos por proteger los empleos, enviando a vacaciones al personal, «pero dada la coyuntura es inevitable la suspensión de contratos laborales, más aún si se tienen en cuenta los cierres durante Semana Santa, una de las temporadas más productivas del año».
 
Entre las propuestas del gremio para enfrentar la coyuntura están «condiciones excepcionales en relación con el otorgamiento de nuevos créditos, ojalá con cero intereses, para aliviar el impacto económico y poder responder a obligaciones como arriendos y cuotas de administración (principalmente en centros comerciales) nóminas y créditos en dólares. Así mismo, planteó la urgente necesidad de contar con alivios en las tasas de interés de créditos previos».
 
Facilitar las vías para acceder a las exenciones y ampliación de plazos para las obligaciones fiscales y alivio en los parafiscales también ha sido defendido por el gremio. Eso sí, «sin afectar los del subsidio familiar, bajo la consideración de que estos aportes no deberían ser suprimidos en la emergencia, dado que si las empresas no aportan a las cajas de compensación familiar se afectarían los subsidios, tanto para los afiliados como para los fondos que generan subsidios de vivienda, desempleo y asistencia a la niñez».

Díaz hizo énfasis en que el sector que representa «comprende y acata las difíciles medidas adoptadas por el gobierno para enfrentar la pandemia; sin embargo, hizo un llamado a que dentro de las decisiones futuras no se eliminen los festivos del segundo semestre». Esta es una propuesta que se ha estado contemplando y discutiendo para contrarrestar los efectos negativos del aislamiento obligatorio en el sector productivo del país.

«La agremiación propuso, de igual manera, pensando en épocas de resiliencia, que el gobierno nacional establezca una semana de receso adicional, cuando culmine la crisis del Covid-19, como una forma de recuperar al sector que contribuye permanentemente al ejercicio del derecho constitucional al aprovechamiento sano del tiempo libre (Artículo 52 de la Constitución Política)», explicó a través de un comunicado. 

Acolap, finalmente, resaltó «la responsabilidad de los afiliados, especialmente de los operadores de zoológicos y bioparques, quienes mantienen a su servicio el número de empleados requeridos para garantizar el bienestar de las especies animales bajo su cuidado».